La realidad eclesial y la nueva etapa evangelizadora