Nuestros obispos

Excmo. Mons. Luis Munive y Escobar

Obispo Luis Munive

Primer Obispo

Nació el 21 de julio de 1920 en la ciudad de Santa Ana Chiautempan, Tlax., fue hijo de Don Cenobio Munive y Doña Epifania Escobar. Bautizado el 16 de octubre del mismo año en la Basílica de Nuestra Señora de Ocotlán, por el párroco Don José de Jesús Campos.

Su primer encuentro con Jesús Eucaristía fue en una casa particular debido a las circunstancias en las que se vivían en ese momento dentro del país.
Durante su infancia, participó como monaguillo del Templo de nuestra Señora del Carmen, de donde le empezó a nacer una gran devoción, cariño y afecto singulares a la Virgen María.

Orientado por Don Tomás Meléndez, Vicario de la parroquia de Chiautempan, ingresa al Seminario Palafoxiano el 2 de febrero de 1935. Desde los primeros años de su  formación se esmero por ir adquiriendo las virtudes y cualidades de alguien que aspira al sacerdocio, estudioso y piadoso. Esto le valdría para que el seminario lo enviara a estudiar a Roma, terminando segundo año de filosofía, en el año de 1939; pero, debido al desenlace de la Segunda Guerra Mundial, no se volvió a enviar a alumnos a Roma hasta 1947.

Y llegaba el momento. El 19 de diciembre de 1941 en la capilla del Seminario, Don Luis recibió la Tonsura de manos del Excmo. Sr. Arzobispo Dr. Don Pedro Vera y Zuria, a los dos días recibió las ordenes menores y el 28 de febrero de 1942 las dos últimas.

El 21 de noviembre de 1943, fiesta de la Presentación de la Virgen María, recibió el Subdiaconado y finalmente el 18 de diciembre del mismo año el Diaconado.

Fue hasta el 25 de marzo de 1944, de manos del Excmo. Dr. Don Lucio Torreblanca, Obispo de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, que recibió el Presbiterado, en la Catedral de Puebla.

Al día siguiente celebraba  su primera Misa a los pies de la imagen de Nuestra Señora de Ocotlán y pocos días después su primer Misa Solemne en el Templo de nuestra Señora del Carmen.

Después de su permanencia breve en el Seminario fue designado como párroco de Acajete, Pue., posteriormente de Santa Ana Chiautempan  durante dos meses.

De 1944 a 1955 estuvo en el Seminario de Puebla como prefecto de disciplina, profesor y padre espiritual.
El 6 de febrero de 1954 es nombrado párroco de Ocotlán, Tlax., donde promovió la devoción a la Virgen en la provincia, organizando peregrinaciones y fue nombrado Canónigo Honorario.

El papa Juan XXIII por medio de la Bula ”Christianorum Gregem” del 23 de mayo de 1959, erigió la Diócesis de Tlaxcala. El 13 de junio nombra como Obispo de la misma, a don Luis Munive, y fue hasta el 11 de de noviembre cuando tomó posesión de dicha Diócesis. Al día siguiente es  consagrado Obispo por el Sr. Arzobispo de Puebla Dr. Don  Octaviano Márquez y Toriz.

Desde el inicio de su episcopado se preocupó por transmitir el Evangelio a sus fieles, recorriendo decenas de veces todas las parroquias con sus pueblos filiales.

Decretó en 1962 la erección del Seminario, fundó el instituto I.C.A.S., el hospital Ntra. Sra. De la Misericordia y San Martín de Porres. Para 1983 promovió la realización del VIII Congreso Nacional Misionero y II Latinoamericano en Tlaxcala, impulsó la beatificación de los Niños Mártires, que finalmente fueron beatificados el 6 de Mayo de 1990 en la Basílica de Nuestra Sra. de Guadalupe, por su Santidad, ahora Beato Juan Pablo II.

Debido a una intervención quirúrgica, sufrió un paro cardíaco quedando en estado vegetativo. Largo y penoso fue el sufrimiento con el que, como oro en el crisol, el Señor lo purificó. Su existencia a semejanza de una lámpara se fue extinguiendo lentamente. Fue la tarde del 25 de mayo de 2001 que el Señor lo llamó a su presencia. Sus restos yacen ahora en el camarín de Nuestra Señora de Ocotlán.

 

Excmo. Sr. Obispo Jacinto Guerrero Torres

Segundo Obispo

Nació el 6 de septiembre de 1934 en Arandas, Jalisco. Vivió una infancia feliz y piadosa a lado de su familia; a los once años junto a su tío, que era un padre Misionero del Espíritu Santo y su padrino de bautizo, viajó a diversos lugares.
Su tío le aconsejó entrar después de los quince años de edad al seminario y así lo hizo. El 24 de octubre de 1950 ingreso al Seminario Menor de Guadalajara, donde estuvo becado gracias a su estudio y comportamiento.
Cursó sus estudios de Humanidades, el trienio de Filosofía y los primeros dos años de Teología en el Seminario de Guadalajara. En el Colegio Pio Latinoamericano completó la Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma, donde ingresó faltando cinco días para la inauguración del Concilio Vaticano II.

Formó parte del equipo de futbol y es ahí donde sufrió una fractura en el brazo derecho poco después de haber sido ordenado diacono por manos del Cardenal de Guadalajara Garibi Rivera en el templo de San Onorio frente a la basílica de San Pedro.

El 3 de mayo de 1964 es ordenado sacerdote en la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús. Continuó en la misma Universidad sus estudios hasta obtener la Licencia en Ciencias Sociales.

Al regresar a México es nombrado Prefecto del Seminario Menor de Guadalajara y maestro de Psicología y Lógica (1968). Prefecto de Filosofía en el Seminario Mayor (1972). Maestro de Historia de la Filosofía y Ciencias Sociales (1972-1986). Asesor de Filosofía (1974). Prefecto de Teología y maestro en Formación Social (1979). Prefecto General del Seminario Mayor (1981). Director de la Casa de Sacerdotes de la Pontificia Universidad de México (1986-1989). Párroco de la Parroquia de Jesús, en Guadalajara.

El Papa Juan Pablo II lo nombró Obispo Coadjutor y Administrador “sede plena” de Tlaxcala el 5 de diciembre de 1990. Fue consagrado obispo el 6 de enero de 1991.

De 1992-1994 es nombrado por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), representante de la Región Pastoral  Oriente, Vocal de las Comisiones Episcopales de Pastoral Social, Misiones. De 1994-1997 y 1997-2000 es nombrado Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social. Fue miembro del Departamento de Pastoral Social (DEPAS) del CELAM (1999-2003). Para 2001-2003 y 2004-2006 es nombrado Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Salud.

Al llegar a Tlaxcala el 20 de enero de 1991 comenzó sus actividades pastorales entre las cuales destacan: La creación del Club Serra y el Consejo Diocesano de Pastoral. Impulsó la formación permanente del clero. La construcción de la Casa Fray Julián Garcés y la Casa Episcopal donde vivió. La Fundación del FIPADIC (Fideicomiso para el combate de las adicciones). La Formación de la Comisión Interinstitucional para la preservación del Patrimonio del Estado de Tlaxcala (Arte Sacro). Realizó el Congreso Nacional de Bioética en Tlaxcala. Impartió semanalmente su mensaje pastoral por la Radio; como gran Pastor fue: Promotor del Censo Diocesano en su primera etapa (1996-2000). Impulsor del Plan Diocesano en su segunda etapa (2003-2006). Promotor de las Bodas de Oro de la Diócesis (1959-2009). Su lema fue: “Un nuevo rostro de la Iglesia para el Tlaxcala de hoy… Discípulos y Misioneros”.
El 16 de diciembre del 2006 fue internado en el Hospital “Los Pilares de Puebla”, donde se le detectó una úlcera estomacal.  Se le realizó una operación y tras el éxito de ésta, los días siguientes fueron de lucha para él, tratando de regular el ritmo cardiaco, de esperar el funcionamiento de los riñones y el buen trabajo de los pulmones.
El 27 de diciembre del 2006 a las 11 de la mañana murió de una arritmia letal. Sus restos descansan desde el 29 de diciembre en la Catedral de Tlaxcala.

 

Excmo. Sr. Obispo Mons. Francisco Moreno Barrón 

Tercer Obispo

Mons. Francisco Moreno Barrón

Nació en Salamanca, Gto.,m el 3 de octubre de 1954. Después de prepararse en la Escuela Apostólica “Santa María de Guadalupe” de Salamanca, ingresó al Seminario Diocesano de Morelia en diciembre de 1966, donde cursó sus estudios eclesiásticos hasta recibir la ordenación sacerdotal el 25 de febrero de 1979 de manos del Sr. Arzobispo Dn. Estanislao Alcaraz Figueroa.

Su primer destino fue la Parroquia de Santa Ana en Zacapu, Mich., donde permaneció casi cinco años. En noviembre de 1983 es trasladado a Morelia como Asistente Diocesano de Pastoral Juvenil y Rector del Templo de Cristo Rey, cargos que ejerció hasta 1996.

Fue Asistente Diocesano de Encuentros Matrimoniales.Fue promotor de la Experiencia de Renovación Parroquial, en sus modalidades para sacerdotes y para laicos. De 1991 a 1997, durante dos trienios, fue secretario Ejecutivo de la Comisión Episcopal Mexicana de Pastoral Juvenil. Vicario Foráneo de la Foranía Funcional de la Curia de Pastoral y de la Foranía Nº 3 Morelia-Periferia.

Rector y primer párroco del Señor de la Misericordia en Morelia, de febrero de 1998 a octubre de 2000. En octubre de 2000 es nombrado Vicario Episcopal de la Zona Pastoral Nº III de Nuestra Señora de la Luz, con sede en Valle de Santiago, Gto., para la Región del Bajío Guanajuatense y Cuenca del Lago de Cuitzeo.

El 2 de febrero de 2002 el Papa Juan Pablo II lo nombró Obispo Titular de Gaguari y Auxiliar de la Arquidiócesis de Morelia. Recibió la Ordenación Episcopal el 20 de marzo de 2002, de manos del Sr. Arzobispo Dn. Alberto Suárez Inda. Fuera co-consagrantes el Sr. Nuncio Apostólico Dn. Giuseppe Bertello y el Sr. Obispo de Zamora Dn. Carlos Suárez Cázares.

Fueron nombrado Vicario General de la Arquidiócesis de Morelia y Coordinador de los Movimientos y Asociaciones de Apostolado Laical.

El 28 de marzo de 2008 el Papa Benedicto XVI lo nombró III Obispo de Tlaxcala y  tomó posesión de la Diócesis el 28 de mayo de 2008.

Desde su saludo inicial en la toma de posesión delineó las características de su actividad pastoral: Una sincera y profunda conversión, desde el Obispo, los Sacerdotes, Religiosos, Religiosas y Laicos, para vivir la unidad en el amor, “Que todos sean uno” es como reza el lema de su escudo episcopal. Ofreció una restructuración a fondo de la Diócesis para hacer de ella la Diócesis más hermosa del mundo así como ser el Buen Pastor que viene a evangelizar, santificar y guiar a esta porción de la Iglesia de Jesucristo.

Inmediatamente se dio a la tarea de iniciar su labor pastoral en una reunión de encuentro con el Presbiterio de la Diócesis en la que propuso a los Sacerdotes: ser Obispo y hermano dispuesto a escuchar y ayudar ante la realidad personal para responder con lealtad a la vocación recibida del Señor, invitó a reestrenar el sacerdocio personal, brindó confianza y pidió sinceridad y apertura para superar cualquier situación, por difícil que fuera y que estuviera impidiendo la santidad. Realizó también un encuentro con las Comunidades religiosas presentes en la Diócesis, tanto de hombres, como de mujeres y después un primer encuentro por Decanatos con la participación de los Equipos de Pastoral de cada Parroquia. Este fue el inicio que dejaba ver la calidad de Pastor que nos había llegado. Sin perder tiempo, con el material recogido en estos encuentros, comenzó lo que había ofrecido: la restructuración y reordenación de la Diócesis, para una mejor pastoral de misión en lugar de una pastoral de conservación acorde con las propuestas de la V Asamblea del Episcopado Latinoamericano celebrada en Aparecida, Brasil.

Fue impulsor de la causa de canonización de los  Niños Mártires de Tlaxcala: Cristobal, Antonio y Juan.  Promoviendo la devoción a los Protomártires de la Evangelización, a tal grado que el próximo 15 de octubre serán canonizados por el Papa Francisco.

El 16 de junio de 2016 fue nombrado por el Papa Francisco, Arzobispo Metropolitano de Tijuana y tomó posesión el  11 de agosto del mismo año. 

 

Rev. P. Julio César Salcedo Aquino, m.j.

Cuarto Obispo

Mons. Julio César Salcedo.